COMO REDUCIR EL MIEDO AL VETERINARIO

Primera visita al veterinario… los perros casi nunca van con miedo. El doctor y su equipo tienen el conocimiento y la experiencia para hacer esta visita agradable y amistosa . Se toman el tiempo para conocer a tu perro y sociabilizar; una caricia tranquilizadora, la palabra amable después de un tratamiento, hacen la diferencia

17 609-5¿Porque tienen temor?

La experiencia en la veterinaria no es agradable para ellos, es un sitio desconocido, los inyectan, les ponen el chip, lo peinan, lo bañan, lo secan y establecen una mala asociación, no tienen la capacidad de entender que les están cuidando su salud. El temor a la veterinaria es común, algunos tiemblan, se esconden debajo de sus dueños, permanecen petrificados, ladran, gruñen e, incluso pueden hacer sus necesidades en la consulta.

Formas de reducir el miedo de un cachorro: No vayas al veterinario solo para la consulta si no para que el perro explore y pase algunos minutos  en el lugar, así determinará que no siempre que entra será pinchado, revisado, etc. El día de su consulta ve más temprano, tú estarás relajado y tranquilo, le transmitirás ese estado de ánimo. Si estás estresado porque llegas tarde o porque el perro no  quiere colaborar, sólo empeorará las cosas. La mejor manera de transmitir calma, es sentirla tú primero. Haz un acercamiento gradual, juega con ella en la puerta de la clínica antes de entrar; trata que se sienta cómoda, que el viaje a la clínica no sea su único paseo, si el perro está acostumbrado a salir no asociará un paseo a un procedimiento desagradable.

¿Y para el perro adulto ya ha desarrollado el miedo? –

Visitas cortas, y placenteras al veterinario ayudarán a bajar su ansiedad. Conviene coordinar una visita con el médico solo para pesarlo ó para darle premios comestibles. Le ayudarán a asociar la clínica con un momento placentero.

Masajes para relajar al perro en el veterinario. Asegúrate que a tu perro le guste (o acepta) que le toquen. Esto va a permitir trabajar mejor al veterinario y tu perro se va a sentir más cómodo. En caso de que a tu perro no guste, hazle masaje en las patas y cuello o con suavidad la columna vertebral hasta la parte trasera de las orejas, con frecuencia lo acostumbrarán al contacto y lograrán que lo vean como algo no peligroso.

Si tu perro siente miedo no es bueno consolarlo, como si fuera una persona que necesita un cariño, ya que le estarás premiando el miedo y por consecuencia crecerá. Antes de ir al veterinario conviene dar un largo paseo con tu perro para que esté cansado y más manejable, tendrá menos energía para ponerse nervioso.

El bozal es importante, acostúmbralo a usar el bozal en casa, intentarlo a ratos, así no será tan sorpresivo cuando el veterinario se lo coloque en la consulta.

También existen medicamentos naturales que pueden ayudar muy eficazmente a reducir el miedo de tu perro y es usar un collar de feromonas en cada visita al veterinario.


17 608-2

17 608-3Teresa de León 786.444.6275

info@dogknowlogy.com