¿Qué sabes de la amistad hombre- perro?

¿Cuándo y por qué comenzó? ¿Dónde hicieron su aparición? ¿Quien escogió a quien?

Y ¿cómo evolucionó esa amistad?

En una investigación a nivel mundial liderada por la Universidad de Oxford, los científicos rastrean la relación entre hombre y perro de por lo menos 30 mil años. Ellos están de acuerdo en que los perros evolucionaron de los antiguos lobos.

Se creía que el lobo fue domesticado por un cazador-recolector visionario, quien robó un lobo cachorro de su madriguera y empezó a criar lobos cada vez más mansos. Veamos esto más de cerca: Este hombre nómada primitivo que no sabía de agricultura, que no sabía de la crianza de cerdos, carneros, vacas, ni domaba caballos, de cráneo chico y hocico grande para poder cazar, que no come frente a humanos, que crecerá con mentalidad manada, observador, pensante, organizado, manipulador y cazador, cría a estos lobos multiplicándolos y convirtiéndolos en perros.

descubren-el-origen-del-perro-en-europa-2Esta historia del origen no es del todo aceptable. Es difícil domar a los lobos, hasta cuando son cachorros, y muchos investigadores encuentran que, por el contrario, los perros se inventaron a sí mismos. Los lobos nos escogieron, nos seguían de lejos y los menos tímidos buscaban comida entre campamentos, para comer nuestras sobras porque al no tener caninos tan grandes, dejábamos mucha comida. Así los humanos descubrimos que los lobos avisan el peligro con sonidos específicos, y nos convenía tenerlos cerca para podernos esconder.

Al dejar más comida para mantenerlos cerca, con el tiempo los niños y cachorros, supervisados por sus protectores fueron acercándose, ya al conocerse, no se temían, y así comienza la amistad, debido a la recolección de comida relativamente fácil y accesible, en forma gradual, evolucionaron hasta volverse cada vez más mansos, produciendo mucha descendencia.

El A.D.N. cambió en aproximadamente 30 mil años, hoy se reconoce como el mejor amigo del hombre. Pero la esencia de la idea es que las personas criaron intencionalmente a los lobos para que se convirtieran en perros, tal como ahora lo hacen para que sean muy pequeños o grandes, o para que pastoreen ovejas. Y, en cuanto a dónde ocurrió el proceso, los investigadores que estudian el ADN de perros y lobos, en su mayor parte moderno, pero alguno de fuentes antiguas, han argumentado en los últimos años que los perros se originaron en el este de Asia, en Mongolia, Siberia, Europa y África.
Los científicos en museos y universidades que formaron parte del proyecto abrieron sus colecciones. Para recopilar información, han viajado por el mundo, recaudando pequeñas muestras de huesos y medidas de dientes, quijadas y, ocasionalmente, cráneos casi completos de perros, lobos y cánidos que pudieran caber en cualquiera de estas categorías, antiguos y recientes, recopilación de ADN, alrededor de mil 500 muestras, así como con fotografías y medidas detalladas de varios miles de ejemplares.
teresaTeresa de León / 786.444.6275  / info@dogknowlogy.com