Juan Manuel Santos segundo colombiano en recibir un premio Nobel

El presidente Juan Manuel Santos se convirtió el sábado 10 de diciembre en el segundo colombiano en recibir un premio Nobel ( hace 34años lo recibió Gabo) , esta vez el de la Paz. El mandatario recibió en Oslo, Noruega, un premio que, sin duda, sella el año de la paz en Colombia.

1481370447_133792_1481381901_noticiarelacionadaprincipal_normal_recorte1Con Santos han estado en la ceremonia, presidida por la familia real noruega, una comitiva de 30 invitados, entre ellos siete víctimas del conflicto armado, como la excandidata presidencial Ingrid Betancourt, secuestrada por las FARC más de seis años.

Recordemos que  el pasado 24 de noviembre el presidente Santos y el jefe máximo de las FARC , Rodrigo Londoño, alias Timochenko, firmaron en el teatro Colón de Bogotá el nuevo acuerdo de Paz que contenía una amplia mayoría de las propuestas que sectores del No y desde otras diversas orillas políticas fueron enviadas para incorporar en el texto.

“Señoras y señores, hay una guerra menos en el mundo, ¡y es la de Colombia! (…). El sol de la paz brilla, por fin, en el cielo de Colombia. ¡Que su luz ilumine al mundo entero!”,  con estas palabras finalizó Santos su discurso de aceptación del premio.

El mandatario recibirá un diploma, una medalla de oro y una dotación económica, que este año es de 8 millones de coronas suecas (821.000 euros, 881.000 dólares) que el presidente donara a las víctimas del conflicto

498050_1Agradeció diciendo  En un momento en que nuestro barco parecía ir a la deriva, el premio fue el viento de popa que nos impulsó para llegar a nuestro destino: ¡el puerto de la paz!. El Premio Nobel de la Paz renovó la esperanza de lograr lo que parecía “un sueño imposible” unos años antes, señaló el mandatario colombiano.

Santos volvió a constatar el apoyo de la comunidad internacional hacia el proceso de paz en Colombia. El respaldo exterior contrasta, sin embargo, con el desgaste con el que el país transita hacia la paz.

Santos hizo hincapié en que, más allá de su figura, el galardón era un reconocimiento a las más de ocho millones de víctimas que ha dejado la guerra de Colombia durante 52 años, a quienes agradeció su apoyo en estos años.