Ira de Israel después de que Naciones Unidas aprobara la resolución que pide poner fin de inmediato a los asentamientos judíos en territorios palestinos

Naciones Unidas apruebó  el pasado viernes una resolución que pide poner fin a los asentamientos judíos en territorios palestinos. El documento  fue aprobado con 14 votos a favor y una abstención histórica, la de la EE.UU.

1482578789_325368_1482587653_noticia_fotogramaDesde entonces  el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, llamó conspiración a lo sucedido y esta revaluando toda la política exterior de Israel y sus lazos con la ONU.  Llamó a consultas a sus embajadores en Nueva Zelanda y Senegal, dos países que apoyaron el documento y cortó todos los programas de ayuda hacia la nación africana.

A través de un comunicado, Netanyahu criticó el papel de EE.UU. y al presidente Barack Obama. “El gobierno de Obama no sólo no protege a Israel contra esta emboscada en la ONU, sino que conspira con ella entre bastidores”, dijo.

¿Cuál es la realidad de los asentamientos centro de la resolución?

151014172203_mapa_israel_territorios_palestinosCerca de 500.000 judíos viven en 140 asentamientos construidos desde la ocupación de Cisjordania y el este de Jerusalén desde 1967.  Según la resolución, los asentamientos “constituyen una flagrante violación de la ley internacional y un gran obstáculo para conseguir una solución de dos estados, así como una paz, justa, duradera y completa”.

Pero Israel defiende su derecho de manejar el territorio y rechaza que sea ilegal.

La embajadora de EE.UU. ante la ONU, Samantha Power, dijo que la resolución refleja los “hechos sobre el terreno” de que el crecimiento de los asentamientos había estado acelerando.  “El problema de los asentamientos se ha tornado tan malo que eso amenaza a una la solución de dos estados”, dijo.

Criticó el apoyo de Netanyahu a la expansión de asentamientos diciendo: “No se puede al mismo tiempo defender la expansión de los asentamientos y abogar por una solución de dos estados que pondría fin al conflicto”.

Este miércoles John Kerry, secretario de Estado de EE.UU., afirmó que la decisión de las Naciones Unidas de condenar los asentamientos judíos en tierras ocupadas coincide con los valores de su país.

Desde Washington, Kerry afirmó en un apasionado discurso que la resolución de la ONU busca preservar la posibilidad de la denominada “solución de dos estados” defendida por Barack Obama.

El secretario de Estado explicó que israelíes y palestinos deben asentarse en el territorio que cada uno poseía antes de la Guerra de los Seis Días de 1967.

Si esto lograra solución sería una de las diferencias  que parecían irreconciliables en el conflicto,  entre los que están

Jerusalén: Israel reclama soberanía sobre la ciudad (sagrada para judíos, musulmanes y cristianos) y asegura que es su capital tras tomar Jerusalén Oriental en 1967. Eso no es reconocido internacionalmente. Los palestinos quieren que Jerusalén Oriental sea su capital.

Fronteras y terreno: Los palestinos demandan que su futuro Estado se conforme de acuerdo a los límites previos al 4 de junio de 1967, antes del comienzo de la Guerra de los Seis Días, algo que Israel rechaza.

francia-condena-construccion-viviendas-israelies_1_1028495Asentamientos: Son viviendas, ilegales de acuerdo al derecho internacional, construidas por el gobierno israelí en los territorios ocupados por Israel tras la guerra de 1967. En Cisjordania y Jerusalén Oriental hay más de medio millón de colonos judíos.

Refugiados palestinos: Los palestinos sostienen que los refugiados (10,6 millones según la OLP, de los cuales casi la mitad están registrados en la ONU) tienen el derecho de regreso a lo que hoy es Israel, pero para Israel abrir la puerta destruiría su identidad como Estado judío.

¿Qué tendría que ocurrir para que haya una oportunidad de paz duradera?

Los israelíes tendrían que apoyar un Estado soberano para los palestinos que incluya a Hamas, levantar el bloqueo a Gaza y las restricciones de movimiento en Cisjordania y Jerusalén Oriental.

Los grupos palestinos deberían renunciar a la violencia y reconocer el Estado de Israel.

Y se tendrían que alcanzar acuerdos razonables en materia de fronteras, asentamientos judíos y retorno de refugiados.

LA REDACCION con informacion  de BBC