DEPORTADA MEXICANA Guadalupe García de Rayos

La residente de Arizona Guadalupe García de Rayos, de 36 años de edad, mexicana de nacimiento con dos hijos ciudadanos (14 y 16 años) , fue detenida cuando se presentó a una cita periódica con ICE  ( Centro de detención de Inmigración y Control de Aduanas )este miércoles, era un chequeo rutinario al cual tenía que presentarse  periódicamente.

En esta ocasión se personó en la oficina igual que ocasiones anteriores y no salió , fue arrestada  y en el día de hoy fue deportada , poco antes de las 10:00 am hora local fue enviada a México a través del puerto fronterizo de Nogales, Arizona, según confirmó en un comunicado la oficina de ICE.

Trump amplió las prioridades de deportación y  ahora incluye a acusados sin condenar aumentando  las categorías prioritarias para la expulsión de inmigrantes indocumentados de EEUU. Rayos fue detenida apenas días después de que el gobierno de Trump amplió la definición de un extranjero criminal, un cambio que activistas migratorios dicen afecta a la mayoría de las personas indocumentadas en Estados Unidos.

Su caso puede suponer que miles de personas que están en su misma situación decidan no acudir a las citas con ICE ante el miedo de que los agentes federales puedan decidir ahora que son una amenaza para la seguridad pública.

Guadalupe es  la detenida y primera deportada  bajo el mandato de la orden ejecutiva de inmigración del Presidente Donald Trump.

El futuro de esta mujer es incierto. Después de haber llegado a Estados Unidos justo a la edad de su hija y vivir aquí por 22 años, le será muy difícil empezar una vida en México, sobre todo si su familia está en Phoenix.

Esta es solo una de las muchas familias ya separadas en algún momento por Arpaio. Y la primera en la lista de Trump.

Este es justamente el problema más alarmante de la orden de ejecución interna de Trump, dijo Cecilia Wang, subdirectora legal de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por su sigla en inglés). Trump, dijo Wang, le quitó los guantes a los agentes y ha permitido que estos vayan en contra de los migrantes sin importar sus vínculos con y contribuciones hacia Estados Unidos.