¿Por qué los perros lamen la cara de los humanos?

En este mes del amor vamos a hablar de ese compañero que nos ofrece un cariño incondicional y es nuestro perro a quien le encanta lamer tu cara y a menudo te preguntas; ¿por qué mi peludo amigo me confunde con un chupetín? Una combinación de biología, instinto y conductas aprendidas lo llevan a eso.

Biología

La mayoría de los humanos dependen de su sentido de la vista para entender y negociar con el mundo, los perros dependen de su olfato. Millones de receptores de olor localizados en su nariz y al frente de su hocico ayudan a los perros a leer la situación.

Instinto

Los cachorros muy jóvenes no pueden digerir carne cruda, la madre digiere la carne de sus crías y luego regurgita los alimentos digeridos para que coman. Los cachorros instintivamente saben lamer los hocicos de sus madres para alentar esta regurgitación. Tu perro tal vez instintivamente lama tu boca cuando tiene hambre, esperando que le des comida.

Comportamiento aprendido

Los cachorros aprenden a lamer cuando son muy jóvenes. Las perras comienzan a lamer a sus cachorros desde que nacen para ayudarlos a respirar, limpiar la placenta y borrar huellas que delaten la ubicación de los cachorros en la jungla. La madre también lamerá  sus genitales para estimularlos a orinar o defecar y para limpiarlos de heces u orina eliminados por sus cachorros. Los lamidos maternales también los ayudan a tener un vínculo. De ese mismo modo, tu perro te lame la cara en un esfuerzo por limpiarte y estrechar el vínculo entre ustedes.

Sumisión

Lamer también es signo de sumisión. El perro dominante o perro alfa espera que los otros miembros de la manada muestren su sumisión al lamer su cara. Tu perro te ve como el líder y lame tu cara como signo de respeto y para confirmar tu dominio.

Búsqueda de afecto

Si premias a tu perro cuando te lame la cara, el aprenderá a repetir este comportamiento cuando quiere tu atención. Para desalentarlo, trata de ignorarlo cuando comience a lamerte u ofrécele un juguete para lamer, no lo maltrates porque no entenderá y arruinaras tu imagen de líder balanceado

Conceptos erróneos

Tu perro no está tratando de seducirte cuando lame tu cara. Aunque los besos caninos pueden mostrar afecto, sumisión o curiosidad no hay nada sexual en este comportamiento.

 Teresa de Leon / teregrams@gmail.com / (786) 444-6275