El postureo de Instagram

Por : Mariana Carles

Recuerdo muy bien Octubre del 2010 cuando empezó Instagram. Muchos de mis amigos (incluyéndome) comenzaron a crea sus cuentas, postear fotos de cualquier cosa y gritar a los cuatro vientos sus nombres  de usuario a ver si crecían en número de seguidores, y se convertían en alguien exitoso, feliz y lleno de actividades, sin reparar lo lejos que  estaban esas imágenes de sus propias realidades.

De pronto y sin darnos cuenta, Instagram se transformó en la nueva red social que mostraba el nivel de abundancia, alegría y popularidad que rodeaba nuestra existencia. La gente comenzó a presumir  de un estilo de vida, muchas veces prefabricado y falso donde exponían una vida digital lo más alejada posible de la vida real e ingeniándoselas para hacerte sentir mal de a) no viajar lo suficiente, b) de no tener muchos amigos  o c) de no poder comer siempre en los mejores restaurantes del mundo de forma regular.

Como respuesta a todo esto se comenzaron a crear diversos perfiles con el único propósito de burlarse y hacer una crítica a esta forma de vida ficticia. Tal es el caso de  la  famosa @Socalitybarbie, quien mofaba, a través de la muñeca Barbie sobre lo ridículo y a la misma vez adictivo que podía llegar a ser el app. En sus fotos ponía frases parecidas a las que algunos usuarios posteaban como: creo en la mejor versión de mi misma, junto a una imagen de la muñeca tomando el sol, en un yate de 300 pies. Después apareció la modelo @TildaLindstam, quien también se hizo famosa por sus originales y humorísticas fotos de lo absurdo que podía llegar a ser ésta red social. Y otra que causó revuelo fue Chompoo Baritone, una fotógrafa tailandesa residenciada en Bangkok, quien creó un proyecto con una serie de imágenes de Instagram a las que les inventó un contexto para mostrar lo que había realmente detrás de cada una de esas fotos. Todo esto con la única idea de censurar aquellos que crean una identidad falsa a partir de una foto, y que sólo buscan esconder todo lo que está a su alrededor.

Quizás por eso, la próxima vez que decidas usar Instagram recuerda sacar únicamente lo mejor de él, y sigue sólo a aquellos que te nutran, que te dejen algo positivo y que te hagan sentir mejor.

Mariana Carles / marianacarles @ hotmail.com