¡HALA MADRID!

Por : Jose Javier Padrón 

Mediados del año 2017 y el mundo del futbol a nivel de clubes se envuelve en merengue. Todo es blanco, todo es en castellano, todo es Real. El nombrado mejor equipo de todo el siglo XX y que por momentos de esta primera década del presente  centenario estaba un poco lejos de serlo, ha retomado con creces ese mote, siendo en la actualidad por casi una unanimidad de opiniones el mejor equipo del mundo.

La obtención de cuatro de los cinco títulos disputados por el club esta temporada avalan esa concordancia de sentires. Y es que al margen de las estupendas estadísticas que tiene el conjunto merengue este año, de las cuales ya estaremos aunando en ellas un poco más adelante, se siente como que todo alrededor del cuadro blanco esta como se dice en la capital española De puta madre. Un entrenador que le cae bien a propios y hasta a extraños, una plantilla de las mejores de su larga historia y el que para pocos, mejor jugador del mundo, que cada vez se acerca más a la definición de un buen vino, mientras más pasan los años se asienta mejor.

Merci Zizou aparecía como mensaje casi unísono  de la afición y club después de la obtención de la duodécima.

El que se nos olvida todavía novato, pero ya flamante entrenador ha conseguido en solo 18 meses al frente de la escuadra blanca dos Champions League, una liga, una Súper copa de Europa y un Mundial de clubes. Al margen de este excelso palmares de títulos en tan poco tiempo su mayor logro está siendo el estupendo manejo de una, eso si, excelente plantilla que tiene.

Hubo temas claves a lo largo de la temporada, los cuales le supusieron un verdadero doctorado en dirección técnica y sobre todo humana y de los que sorteo con un grado de excelencia. No se cumplía ni un mes del arranque de la temporada y a finales de septiembre ya se le venía la primera avalancha y las comillas son un mero cumplimiento ortográfico. Ya que después supimos que para el no supuso ni un leve viento.

Partido en Gran Canarias vs Las Palmas, a falta de casi 20 minutos de juego y con el encuentro en el alambre, un CR7 que apenas venia agarrando ritmo después de su lesión en la final de la Eurocopa salía de cambio ante el asombro de casi que toda España, incluyendo por supuesto el del propio jugador.

Le empataron el partido, cosa en la que poco tuvo que ver la salida del astro luso, pero gano en tamaños Zinedine y sobre todo en poder de convencimiento, ese que  le había faltado en su momento a sus predecesores Mourinho, Ancelloti y ni se diga de Rafael Benítez. Como en sus propias palabras lo expreso el lusitano después de su doblete en la final de Cardiff contra la Jueventus, reconoció que su entrenador  le había hecho comprender que de vez en cuando era necesario descansar para llegar  a tope al final de la temporada y vaya que si los 14 goles en los últimos 9 partidos claves entre Liga y Champions League le dieron la razón al mister.

Y es que convencer a 21 jugadores de que todos son importantes, incluso cuando a veces no iban ni al banquillo es muy difícil. Pero Zidane supo sortear eso también, convenciéndolos de que ese granito de arena que aportaba cada uno en algún momento sería fundamental para a la postre llegar a La fuente de Cibeles por partida doble. Los 21 anotaron al menos un gol en toda la temporada, algo inédito en la historia del club.

Como más que inédito, algo extremadamente complejo de lograr, es hacer que al menos ocho de esos 21 jugadores terminaran la campaña con una cifra de doble digito de goles. (Cristiano, Morata, Benzema, Isco, Ramos, James, Asensio y Bale). Para poner la complejidad de esto en contexto nada más tendríamos que irnos a revisar las estadísticas del acérrimo rival y uno de los planteles más poderosos del mundo  el Futbol Club Barcelona donde a esta cifra solo llegaron tres jugadores este curso.

Y en una de las decisiones más difíciles que tuvo que tomar en la temporada fue ver a quien dejaba en la grada en la final de Cardiff. Allí fue, ante la desazón de muchos Lucas Vázquez, más que cumplidor durante todo el curso, pero esta decisión también tuvo sus bases. El canterano fue junto a Kroos y Benzema el que más partidos jugo en toda la temporada (48). Si, por encima de Navas, Cristiano o Ramos. Estaba más que involucrado en el doblete del equipo. Conocimiento de números y un manejo de las sensaciones sencillamente espectacular por parte del técnico francés.

En este año en donde los siempre fuertes equipos ingleses se están renovando, la Juventus siendo multicampeón en Italia o el Bayern Munich teniendo el mejor plantel del mundo no deja mucho lugar a debate que el equipo del barrio de Chamartin este hoy por encima de todos ellos.

Primer club en proclamarse bicampeón de la Champions League en su nuevo formato desde 1992.  Nueva marca histórica que rompieron de partidos invictos.  Los records de goles de Cristiano Ronaldo en fase de eliminación directa del máximo torneo europeo.  Ocho temporadas seguidas marcando 100 o más goles en la Liga o la marca que aun sustentan de 65 partidos consecutivos y contando marcando gol en cualquier competencia.

Si eres aficionado del equipo merengue, hoy es momento para presumirlo, festejarlo y gritar HALA MADRID !!

Por : Jose Javier Padrón / jxavi_07@hotmail.com