ESCENARIO DE CONFLICTO SE PREVEE EN CUMBRE DE G20 EN HAMBURGO

Los líderes de las principales economías del mundo y de las potencias emergentes se reunirán  este viernes y sábado en la ciudad portuaria de Hamburgo.

El encuentro que comenzará mañana 7 de julio en esta ciudad alemana,  no solo tendrá los ojos puestos en Trump sino también  en el presidente  ruso Vladimir Putin y el turco Recep Tayyip Erdogan, con quienes la canciller ha tenido desencuentros.

Los temas fundamentales a tratar serán el comercio global,  las medidas para frenar el cambio climático, la migración, el terrorismo y pandemias internacionales y todos aseguran expertos estarán envueltos en posiciones de conflictos difíciles de llegar a acuerdos.

La anfitriona alemana, la canciller Ángela Merkel se encamina a un posible enfrentamiento verbal con el presidente Donald Trump ya que ha criticado fuertemente  su agenda de Estados Unidos primero.  Quien crea que los problemas de este mundo pueden resolverse con aislacionismo y proteccionismo está cometiendo un tremendo error, dijo Merkel en el marco de su último discurso ante el parlamento alemán.

Durante su estadía en Hamburgo, el presidente de los Estados Unidos se reunirá por separado con el presidente de China, Xi Jinping, así como con los líderes de otros ocho países, una ambiciosa agenda cuyo punto culminante es la reunión con Putin la tarde de este viernes, la primera entre ambos desde la elección del mandatario estadounidense.

Líderes en Europa esperan que Trump ofrezca garantías de que le hará caer en cuenta a Putin de la larga lista de quejas contra el líder ruso, entre ellas la provocadora actividad cibernética.

Otro tema que  enfrenta una inmensa presión política es que se espera por parte de los estadounidenses que Trump  plantee el asunto de la intromisión electoral durante su reunión con Putin, cuya logística aún estaba siendo resuelta por la Casa Blanca y el Kremlin a mitad de semana.

No obstante, varios altos funcionarios del gobierno y personas cercanas a la Casa Blanca dijeron que no esperaban que Trump planteara la cuestión, al menos de manera significativa, durante sus conversaciones con el mandatario ruso.

Se espera que haya manifestaciones masivas de rechazo sobre todo las de antiglobalización, se calcula que ronden los 20 mil manifestantes y que la cumbre convierta la ciudad en un campo de batalla y se espera además que los países europeos formen un frente común a favor del cambio climático, el libre comercio y contra el proteccionismo, con miras a influenciar a un escéptico Donald Trump y se supone que el objetivo no es aislar a los Estados Unidos sino lograr algún consenso.

Un portavoz eludió adelantar detalles sobre la agenda de ese encuentro, ya que aún hay una ronda de los negociadores que tratan de consensuar un comunicado final. El comunicado final de una cumbre del G20 (grupo de países desarrollados y emergentes) se aprueba “por consenso”, recordó Merkel, y por tanto no puede esperarse que incluya “posiciones comunes en todos los aspectos”.

No obstante los expertos aseguran el encuentro es productivo y  correcto y que  pese a las  diferencias, vale la pena que se produzca el encuentro y “se dialogue”.

LA REDACCION