EL FICHAJE MÁS CARO DE LA HISTORIA DEL FUTBOL, UNA GANGA.

Por : Jose Javier Padrón

Juan Villarondo es un venezolano de 25 años que emigró hace un par de años a los Estados Unidos y vive en Miami, Florida. Juan, trabaja en un empleo el cual le pagan un par de dólares por encima del salario mínimo del estado. No obstante Villarondo, amante del futbol desde pequeño y de tatarabuelos franceses se acaba de comprar por $165 dólares la camiseta número 10 del Paris Saint Germain, esa que ahora lleva el nombre de Neymar Jr.

Nasser Al-Khelafi es un Katarí de 43 años, perteneciente al Fondo Soberano de Inversión de Qatar Qatar Investment Authority y dueño de una de sus empresas filiales Qatar Sports Investment, compañía que en el 2011 compró el 70% de las acciones del Paris Saint Germain.

Al-Khelafi, apasionado del tenis y presidente además de la federación del deporte blanco en su país, compró para su club el pasado 2 de agosto por $222 millones de dólares al astro brasileño Neymar Jr.

Contrario a lo que se comenta de la cantidad exorbitante que significa lo que desembolsó el PSG ( es cierto que de momento van a tener un desequilibrio financiero y que es un monto de dinero muy grande por un jugador, que lo es sin duda) , habría que ir un poco más allá. Revisar lo que conlleva para el club desde el punto de vista de los ingresos una estrella de este tipo y de la misma manera conocer quién está detrás de dicho equipo de futbol.

Debido a lo comercial que es el jugador sudamericano, el equipo parisino generará fondos con la publicidad y patrocinios adicionales. Los contratos con marcas deportivas que sostiene actualmente seguramente se renegociaran para hacerlos sustancialmente más altos ante la inminente alza de ventas de camisetas. Además de que como es muy común en estos casos el club de la capital francesa será capaz de llegar a un acuerdo con el jugador y su agente sobre los derechos de imagen.

Por otra parte, el fondo soberano Katari del que hablamos al que pertenece la compañía dueña del PSG, no solo tiene capital que proviene de los ya conocidos superávits que genera el negocio del petróleo y el gas natural en aquella región del continente asiático, sino que además posee acciones de la bolsa de Londres (London Stock Exchange), de la Volkswagen y de Miramax Films de The Walt Disney Company, entre otras.

Entonces es muy probable que le termine costando mucho más la compra de la camiseta a Juan Villarondo , que el desembolso millonario del Jeque Katari por Ney.

Jose Javier Padrón / jxavi_07@hotmail.com