DE BOSTON PARA TODOS LOS ESTADOS UNIDOS

La tercera mejor franquicia de toda la historia de las Grandes Ligas Americanas. Asi es, empatados con los Oakland Athletics, ese ya es el calificativo que pueden portar los Bostons Red Soxs después de culminar el último clásico de otoño en el mejor Béisbol del mundo.

Y es que fue una temporada sencillamente para enmarcar. Record de victorias de la franquicia en una temporada regular con 108. Por primera vez en la historia barrieron una serie frente al odiado rival de la gran manzana y por si fuera poco cuando les toco volverse a enfrentar en la postemporada le propinaron la mayor derrota de su historia venciéndolos 16-1.

En el renglón individual también fueron los más destacados de la liga. Mookie Betts fue líder en porcentaje de bateo, mientras que lo mismo ocurrió con JD. Martínez en el rubro de carreras impulsadas. Y el picheo más sobresaliente de la postemporada de manera unánime se lo llevo de igual forma el abridor David Price.

Sin duda que hoy por hoy han logrado un mote muy diferente al que portaban a principios de este siglo cuando arrastraban más de 80 años de sequía. Definitivamente no se podía permitir, que una franquicia, estadio y ciudad de tal magnitud se hubiera quedado tan rezagada en cuanto al máximo logro de la pelota en el suelo estadounidense.

Comenzaron a cambiar la historia hace 14 años, de la mano de figuras como Manny Ramírez, pasando por Mike Lowell hasta llegar a “El Big Papi”. Cada vez que llegaron a un clásico de otoño fue para ganarlo. Lo que los ha convertido en el equipo más ganador de este siglo y el más firme candidato a repetir el 2019.