CONSEJOS Y NOTAS PARA VIAJAR EN AVION CON TU MASCOTA

Piensa lo que vas a hacer en el viaje, museos, galerías y restaurantes y si tienes tiempo para tu perro. puede ser mejor que dejes a tu perro con un amigo o un cuidador de mascotas. Investiga cuales destinos son amigables con mascotas y opciones para reducir el estrés para la familia y el perro

Decide cómo volará tu mascota. Dependiendo de su tamaño, puede volar:

  1. Como equipaje de mano en un portador que llevaras a bordo contigo. Puedes entrar a bordo con el primer grupo de gente que necesita tiempo extra o ayuda. Elije el asiento de ventana (no el pasillo porque es más chico) el del frente o la parte posterior del avión, separada de otros pasajeros.
  2. Como equipaje en una jaula que viaja en la bodega de carga del avión en el cual puede hacer mucho frio.

Obtén un certificado de salud. Lo requiera la aerolínea o no y verifica con la compañía aérea y el país al que viajas los documentos que necesitas para entrar (certificado de salud, registros de vacuna de rabia etc.) Por $30 o $40 vale la pena, no querrás dejar a tu perro en el aeropuerto en cuarentena, es una terrible experiencia para los dos y muy caro.

Pide al veterinario que medicina relajante puedes darle, aunque las compañías aéreas recomiendan no sedar a las mascotas en el vuelo o busca métodos naturales en la tienda de mascotas

Conserva el recibo la mascota mano, los asistentes pueden pedir ver la prueba de pago en la entrada al avión.

Trae juguetes porta golosinas y algo para masticar de larga duración. Lo mantendrá distraído en el vuelo.

Tu perro podría tener frío o calor en el piso de la cabina. Si hace frío, te recomiendo poner una manta dentro de su bolsa y trae otra para cubrirlo. Para el calor trae un tapete de enfriamiento pequeño para ponerlo dentro de su bolsa.

No todos los perros se van al baño durante el viaje. La estación de baño en el aeropuerto es un pasto, nada real, con olor a orina de otros perros. Puede que tu perro no tenga ningún interés en ir al baño ahí. Entrénalo a ir en un Wee Pad en el suelo del cuarto de baño como una opción. Si tienes un vuelo largo, considera un pañal para mascotas.

Deja que tu perro estire sus piernas en el aeropuerto. Aunque la política para los aeropuertos es “no se admiten perros” salvo en su portador. La excepción es que se permiten perros caminando al lado de sus dueños si son de servicio. Déjalo salir cerca de tus maletas, lo peor que pase será que te digan guárdelo.

Espero les sirvan mis consejos. ¡Relájense y disfruten de su aventura con sus mascotas!