¿QUÉ ES EL ALCOHOL?

¿QUÉ ES EL ALCOHOL?
El alcohol es una droga.
Está clasificado como depresivo, disminuyendo las funciones vitales, provoca lenguaje mal articulado, inestabilidad de movimiento, percepciones alteradas e incapacidad para reaccionar con rapidez.La cantidad de alcohol que se consume determina el tipo de efecto. Mucha gente bebe por el efecto estimulante. Pero si una persona consume más de lo que el cuerpo puede tolerar, entonces experimentará el efecto depresivo del alcohol. Empezará a sentirse “estúpido” o perderá coordinación y control.

Una sobredosis de alcohol (incapacidad para sentir dolor, intoxicación y finalmente inconsciencia o peor aún, coma o muerte provocada por una grave sobredosis tóxica).

COMPRENDIENDO CÓMO EL ALCOHOL AFECTA AL CUERPO
El alcohol se absorbe en la sangre a través de pequeños vasos sanguíneos que se encuentran en las paredes del estómago y el intestino delgado. Minutos después de ingerir el alcohol, este viaja del estómago al cerebro, donde rápidamente produce su efecto, retrasando la acción de las células nerviosas.

Además, la sangre lleva el alcohol al hígado, el cual lo elimina de la sangre mediante la “metabolización”, un proceso mediante el cual se le convierte en una sustancia no tóxica. El hígado sólo puede metabolizar cierta cantidad de alcohol a la vez, dejando el exceso en circulación en todo el cuerpo.

Cuando la cantidad de alcohol en la sangre excede cierto nivel, el sistema respiratorio se vuelve muy lento (el ritmo de la respiración disminuye marcadamente), y puede causar un estado de coma o la muerte, debido a que el oxigeno ya no llega al cerebro. La bebida es más dañina para los adolescentes que para los adultos, ya que durante la adolescencia y la juventud, el cerebro aún se encuentra en desarrollo.

TESTIMONIOS:
“Cuando tenía 13 años, mis amigos se burlaban de mí si no tomaba una bebida. Me dejé llevar porque era más fácil unirse al grupo. Yo era muy infeliz y sólo bebía para escapar de mi vida.“Salía cada vez menos y por eso empecé a perder a mis amigos, y cuanto más sola me sentía, más bebía.

Expulsada de su casa a los 16 años, se convirtió en una indigente y comenzó a pedir limosna para comprar bebida. Después de años de abuso, los médicos le dijeron que su salud había sufrido un daño irreparable.“. tenía sólo 16 años pero mi hígado estaba seriamente dañado y estuve muy cerca de matarme debido a todo lo que estaba bebiendo”. –Samantha

“Cuando decidí dejar de beber, me di cuenta de que el alcohol se había adueñado de mi cuerpo de tal manera que no podía parar. Solía temblar como si me fuera a derrumbar, comenzaba a sudar y no podía pensar hasta que tomaba otra copa. No podía funcionar sin ella”.

“Pasé los siguientes 8 años entrando y saliendo de hospitales y clínicas de desintoxicación, tratando de entender qué me había sucedido, cómo era posible que no pudiera dejarlo. Fue la peor y más larga pesadilla que he tenido en mi vida”.—Jan

Email: Info.fl@drugfreeworld.org
Phone#: 727 4676962