USIL (Universidad San Ignacio de Loyola)

Celebrando sus 50 años como corporación educativa, la USIL (Universidad San Ignacio de Loyola) ha decidido hacer una inversión de 40 millones de dólares para construir su nuevo “campus” universitario en Sweetwater, Florida.

Convencidos que significa más que un edificio propio, nuevo y modernizado quisimos conversar con el economista peruano Diego Castrillon Vicepresidente de Innovación y Tecnologia de la Corporación San Ignacio de Loyola para saber cuál es el alcance integral de este gran paso.

Actualmente San Ignacio ha adquirido un terreno para construir una nueva sede en Miami. ¿Cuál es el alcance de este proyecto?

Una corporación educativa con una trayectoria tan larga como USIL,  está consciente que hay que construir un nuevo momento acorde a lo que estamos viviendo, mutando su estructura, su estrategia y sus conceptos apostando por la sostenibilidad. El Mercado educativo en el mundo tiene un atributo de valor muy importante que es la percepción de la institución educativa y está asociada a la solidez, estrategia e infraestructura y a pesar de que miramos a la educación online, el Mercado hoy en día todavía te pide infraestructura.

El campus tendrá los salones de clases presenciales totalmente digitalizados, modernas salas de estudio, laboratorios, bibliotecas, oficinas administrativas, áreas de recreación y estacionamientos con la finalidad de ofrecer un ambiente cómodo al estudiantado. También se tiene previsto construir un área para residencia estudiantil universitaria. Tecnología de punta en su edificación y su uso caracterizaran este edificio sostenible.

La razón por la que miramos Miami, es porque nuestro concepto de negocios está enfocado a atender los procesos de formación profesional de la clase media emergente que está buscando ser profesionalmente más preparado y tiene un ingreso disponible mayor que el que tenía antes, buscamos satisfacer a ese mercado muy aspiracional al que le ofrecemos una Universidad boutique, a un precio accesible con un grado americano en una ciudad cosmopolita como Miami.

¿Qué significa ser vicepresidente de Innovación de la Corporación San Ignacio de Loyola? ¿Cuáles son los ejes de su gestión?

En el mundo de hoy tener el encargo de esta área es muy retador ya que es el momento donde se ha puesto en el centro de la estrategia de la organización la innovación , creando nuevos productos y nuevos mercados, trayendo procesos de transformación muy fuerte, hay una conjugación de dos elementos muy importantes un crecimiento exponencial de la tecnología que impacta no solo a los negocios sino en el día a día de la gente , el ejemplo más claro es el teléfono móvil y segundo, la tendencia de incorporar nuevas estructuras organizacionales mucho más dinámicas concentrado en como las organizaciones operan y los  nuevos perfiles profesionales , lo que influye en que  la corporación educativa este abierta al cambio porque está consciente que tiene que incorporar nuevos perfiles del estudiante para el futuro

¿Cómo imagina la universidad y las profesiones del futuro?

Hace 11 empezamos aquí en Miami, con un Escuela de Arte Culinario,  pasamos a ser un “college” y de ahí a una Universidad. Este camino es la intención de ser un referente regional educativo , se decidió en el 2016 abrir el capital de la corporación a inversionistas para fortalecer Perú y expandirnos internacionalmente , Paraguay, Miami y mirar otros mercados de América Latina como la ciudad de Santa Cruz en  Bolivia.

Seriamos la única corporación educativa integrada verticalmente desde educación temprana hasta Doctorado. Ofrecemos a las universidades latinoamericanas la opción de obtener el doble grado gracias a la relación corporativa con SIU (San Ignacio University) y además la estrategia global de la corporación contempla una nueva oferta de valor, que son los cursos virtuales.

En el ámbito de los negocios ¿Qué importancia le asigna a la formación continua?

Nuestro mercado objetivo son los chicos para estudiar un “bachelor” pero las familias migrantes son mayormente jóvenes y ahí está la ventaja de nuestra Universidad que por la oferta que tenemos podemos captar diferentes segmentos de mercado, aquellos que quieran una maestría para aspirar a un mejor trabajo, educación continua, doctorado, cursos cortos, micro especialización

Hoy en día las organizaciones buscan en los profesionales el desarrollo de las llamadas habilidades blandas , tu capacidad de empatía, de resolver problemas, de trabajar bajo presión, de realizar múltiples tareas y con el acceso a la información de manera absolutamente democrático hay  un reto a las universidades por tanto es importante las micro especializaciones, sobre todo en mercados tan competitivos como los americanos , pasamos del profesor tutor al profesor “coach” , se necesita profesores que sean mentores , que manejen inteligentes múltiples con competencias digitales y virtuales, la transformación no solo es en los alumnos sino También en los facultativos

¿Cómo favorece SIU y sus programas a la empleabilidad de los alumnos?

Uno de los retos de las universidades en un entorno económico tan volátil es la empleabilidad, por eso es muy importante formar al alumno con habilidades tales que sea totalmente competitivo cuando sale al Mercado, nuestra Universidad tiene un reto porque la demografía nuestra todavía es joven, por eso enfatizamos en desarrollar un perfil del egresado que cumpla con las exigencias del mercado laboral actual

Cuanto más visible nos hagamos seremos mucho más atractivos para las grandes compañías, ahora para el evento de celebración de los 50 años este 12 de diciembre se hará una Gala institucional en la que participarán destacadas personalidades del mundo académico, diplomático, empresarial y político.

Entre los participantes se tiene prevista la llegada de alcaldes de distintas ciudades del país como de Sweetwater, Doral, New Jersey entre otros, asi mismo, el alcalde electo de Lima, Jorge Muñoz Wells, quien estrechará lazos con el Mayor de Paterson, New Jersey, André Sayegh, ciudad en la que reside una de las más grandes comunidades peruanas en este país.

Agradecidos por su tiempo con Diego,  solo nos resta desearle suerte en su desempeño y a la USIL felicitarlos por la gran apuesta a la educación, que es el alma de una sociedad.