GOOGLE Y LA TECNOLOGÍA EN LOS VEHÍCULOS AUTÓNOMOS

No es una sorpresa asegurar que los seres humanos estamos cada vez más inmersos en la necesidad de adaptarnos a un entorno cambiante. La tecnología es uno de los ejes que mayor impacto posee en la vida de los ciudadanos del mundo. Es bien sabido que aquellos que no son capaces de asimilar y mimetizarse en el ecosistema innovador en el que se desarrollan, son considerados como los rezagados. Por tal motivo, nace la idea de hacer más fácil la vida de las personas como un “negocio”.

Google es una de las empresas que mejor ha entendido dicha premisa. La multinacional ha demostrado un alto compromiso con la industria de innovación y tecnológia.  Básicamente, un buscador web con más de una década de protagonismo respecto a las acciones digitales, en la actualidad, es considerado como una de las empresas más valiosas del planeta. Algunos de sus servicios más reconocidos en la historia son Gmail, Google Maps, Youtube, Google+, entre otros. Adicionalmente, este buscador cuenta con la capacidad de procesar más de 1000 millones de peticiones de búsquedas diarias y por tal motivo fue catalogado como el sitio web más visitado en la historia del internet.

Recientemente, Google realizó sus primeras intervenciones de peso en el mundo de los automóviles. Los coches autónomos no son una cosa del futuro porque ya están entre nosotros. En teoría, parte de la filosofía del gigante tecnológico norteamericano es abrir a mediana y gran escala sus iniciativas con el fin de que se adapten al público de manera sencilla y óptima.

Uno de los productos que mayor acceso e impacto generará en los vehículos autónomos, serán los sensores LIDAR, que son un dispositivo que permite identificar la distancia con un láser emisor hacia un objeto a través del mismo. Básicamente, esto permitirá crear un mapa de alta resolución en 3D para reconocer el terreno al que se ve enfrentado el automóvil. Es entonces cuando se podría afirmar que el vehículo que cuente con este dispositivo, podrá tener cierto grado de autonomía ya que podrá “percibir” su entorno en 3D.

Entretanto, Google espera que Waymo o antes conocida como Google self-driving car project, venda uno de sus sensores LIDAR a las compañías que estén interesadas en adquirirlo siempre y cuando no compita directamente con el negocio de car-sharing con coches autónomos. Ahora bien, Waymo utiliza tres sensores diferentes para sus coches autónomos: el primero que le permite obtener al automóvil una vista de 360° desde la parte superior del mismo; el segundo que está orientado hacia adelante del coche, le permitirá obtener un alcance profundo, mientras que el tercer sensor le brindará el perímetro específico del automóvil. Es justamente este último sensor el que Waymo pretende comercializar con el paquete de software para la integración y un soporte personalizado y limitado para los interesados.

Los pronósticos indican que si este producto logra superar las pruebas de seguridad y demás factores que pueden afectar la integridad de los usuarios y su ecosistema, la tecnología LIDAR finalmente vería la luz en el 2019. Se espera que este producto logre consolidarse en una industria de más de mil millones de dólares y permita ser el precursor de lo que algunos llaman “la nueva era de los vehículos autónomos”.

Victor Manuel Bergamino
Bogota- Colombia