EL HOMBRE, LA LUNA Y LA TECNOLOGÍA EN LOS PRÓXIMOS AÑOS

Por : Victor Bergamino

Recientemente se celebró uno de los hitos más importantes en la historia de la humanidad: la llegada del hombre a la luna. El 16 de julio de 1969 fue un día inspirador para las generaciones venideras puesto que podría decirse que la llegada de un ser humano a un satélite ubicado a aproximadamente 238.855 millas de la Tierra con alrededor de 382 kilogramos de rocas lunares, irónicamente nos acercará un poco más a lo que conocemos como “smart and easy life”.

La innovación no tiene descanso y ese es uno de los factores que mejor conoce el ser humano. Varios son los “hijos” que dejaría como consecuencia la proeza anteriormente mencionada, por ejemplo:

Actualmente la resonancia magnética nuclear es uno de los sistemas de diagnóstico médico más empleado por el mundo de la salud y es que el software que permite generar las imágenes en este tipo tecnología, utiliza nada más y nada menos que el mismo sistema de procesamiento de imagen desarrollado por la NASA para las imágenes del satélite LandSat.

Como si eso fuera poco, existen otros dispositivos en los que la ciencia y la tecnología, se inspiraron en el trabajo de campo del ser humano en la luna. En principio, uno de los inventos más reconocidos a nivel mundial es la bomba de insulina, aliado fundamental para las personas que padecen de diabetes. Por otro lado, las prótesis de piernas con tecnología de brazos robóticos de naves espaciales también tienen un papel protagónico en este apartado. Adicionalmente, podrían mencionarse industrialmente o comercialmente las mantas térmicas metálicas para emergencia, aislantes en ropa de seguridad, el detector de humo regulable, entre otros.

Ahora, apelando a lo matutino, es muy probable que la suela de las zapatillas que estés utilizando en estos momentos, sean herencia de las botas de los astronautas. Los asientos de los automóviles también cuentan con tecnología de la NASA puesto que tienen impregnados un sistema especializado de aceleración determinada para no perder la forma y composición cuando se presenta un cambio brusco de velocidad. Inclusive, para no ir tan lejos, la cámara del dispositivo celular que tiendes a usar diariamente, tuvo o aún tiene en sus líneas de comando, el chip CMOS de captura de imágenes, puesto que es una mejora significativa que la NASA realizó a las cámaras de las sondas espaciales que visitan otros planetas. También, la tecnología utilizada para evitar rotura en el visor de los cascos para astronautas, está presente en la mayoría de gafas que utilizamos en la cotidianeidad para hacerlas más duraderas.

Finalmente, en ese orden de ideas, es evidente que no he mencionado ni el 10% de artilugios que la visita del hombre a la luna inspiró en lo que actualmente consideramos como la sociedad más inteligente, hábil e innovadora que ha existido jamás. Seamos conscientes que por cada dólar invertido, en los próximos días o años, vendrán varios más en forma de tecnología.

Victor Bergamino /  victorbergamino1@gmail.com / Digital Marketing Account Executive