4 de octubre Día Mundial de los Animales

Por : Teresa de Leon

San Francisco de Asís, fue un padre de la iglesia Católica Romana, nacido Italia, Asís en 1182, hijo de un rico comerciante de telas, El joven Francisco acostumbraba a llevar una vida despreocupada, haciendo bastante ostentación de sus riquezas materiales.

Sus inclinaciones comenzaron a cambiar el año 1202, cuando lo tomaron prisionero en una de las revueltas de la ciudad y estuvo cautivo por un año, lo que hizo se replanteara su vida, su moral y sus actos y en 1205. Cada vez más, comenzó a refugiarse en la meditación y la oración, y a despegarse de toda posesión material.

Su conversión final fue en la época en la que convivió con leprosos, lo impactó tanto que se dedicó a varios proyectos, uno fue la reconstrucción de la capilla de la ciudad. Contra la opinión de su padre, (que trató de buscarlo en vano porque San Francisco se escondía) renunció a todas sus riquezas materiales para dedicar su vida a ayudar, acompañar y a guiar a todos los seres vivos, en especial, a los animales, los consideraba sus “hermanos menores”. En 1209, San Francisco solicitó audiencia con el Papa Inocencio III, para que le diera validez a la Orden Eclesiástica que pensaba fundar y es así es como surge la Orden Franciscana.

Después de su muerte en 1226, el Papa Gregorio IX lo canonizó y lo convirtió en el Santo Patrón de Italia. En 1980, San Francisco de Asís fue nombrado por el Papa Juan Pablo II, quien también valoró sus acciones y lo proclamó Patrono de los Animales y de los Ecologistas. Con el paso del tiempo, estas anécdotas que demuestran el amor de San Francisco por la naturaleza fueron las que motivaron a la Organización Mundial de Protección Animal a instaurar el 4 de octubre (fecha en la que falleció el santo) como Día Mundial de los Animales.

Sus frases célebres:

“Los animales son mis amigos, y yo no me como a mis amigos”.

  • “Si existen hombres que excluyen a cualquiera de las chiquillas de Dios del amparo de la compasión y la misericordia, existirán hombres que tratarán a sus hermanos de la misma manera”.
  • “Al igual que algunos animales se alimentan de otros para subsistir Dios le dijo al hombre que podía tomar los animales que necesitara solo hasta encontrar una mejor solución, no para caprichosos vestidos o hacerlos sus esclavos o entretenimiento.
  • “Todas las cosas de la creación son hijos del Padre y hermanos del hombre… Dios quiere que ayudemos a los animales si necesitan ayuda. Cada criatura en desgracia tiene el mismo derecho a ser protegida “.
  • Teresa de Leon / 786.444.6275 / info@dogknowlogy.com