3ra edad. Se me olvido…

Por : Marta Cervino

¿Te ha pasado alguna vez que no encuentras la llave de la casa o no sabes dónde dejaste los lentes? “¿Para qué vine a esta habitación?”, o “Iba a decirte algo pero… ¡se me olvidó!” A todos nos ha pasado algo similar. Los olvidos temporales son más comunes en las personas que son naturalmente distraídas. Si eres una de ellas, el remedio es simplemente tratar de poner más atención en lo que haces. Pero la distracción o la falta de atención son una cosa y la pérdida de la habilidad cognitiva, entre ellas la memoria, es otra.

La memoria se ve afectada por el envejecimiento y de hecho, los expertos indican que se produce una reducción en el peso y volumen del cerebro en torno a un 2% por cada década que pasa; además la zona del hipocampo (mencionada anteriormente) muestra un declive a partir de los 50 años. Pero eso no significa que nos pase a todos. Hay quien conserva unas facultades intelectuales prodigiosas durante toda su vida. Lo que es vital es saber reaccionar. Un diagnóstico precoz de que se sufre un deterioro cognitivo (hay diferentes grados), permite establecer un plan de acción individualizado que impide mayores daños e incluso evita que un caso benigno evolucione hacia una demencia.

Cuando se empiezan a tener episodios de olvidos breves, hay que buscar la causa. Hay muchas  razones que pueden hacer que se te vayan olvidando las cosas, aunque sea de manera leve, o lo que se conoce como pérdida de la memoria transitoria y entre las más comunes están:

Medicamentos, Alcohol, Tabaco , Drogas , Falta de sueño, Depresión y ansiedad,  Estrés, Nutrición deficiente, Envejecimiento , estado de ánimo.

Hay causas más graves, como consecuencia de problemas más serios, y puede ser o no transitoria. Todos estos problemas requieren tratamiento médico inmediato. No te descuides y busca ayuda en cualquiera de estos casos: Lesiones en la cabeza, Apoplejía (o accidente cerebrovascular) , Demencia.

Intenta vivir de forma más consciente, tómate las cosas con calma y entrena la memoria con sencillos ejercicios que te pongan de buen humor, no lo vivas con angustia. ¿Una opción a largo plazo para cultivar la memoria reciente? “Cada noche, cuando estés en la cama, cierra los ojos durante unos instantes y trae a la mente todo lo que ha acontecido durante el día, mantén la mente activa, lee, estudia, realiza pasatiempos y crucigramas y lleva un diario y si la causa es un problema más serio, recuerda que mientras antes se detecte y se trate, más posibilidades hay de encontrar una solución.

Marta Cervino / Manager Senior Center Adult Day Care / 7864094115 / martaelba30@yahoo.com