EL CORONAVIRUS EN MASCOTAS ES TOTALMENTE DIFERENTE AL DE WUHAM

Por : Teresa de Leon

En perros provoca problemas intestinales y respiratorios

El nuevo coronavirus COVID-19, originado en la ciudad china de Wuhan, ha causado alarma mundial con casos también en Italia e Irán de más de 2600 muertes de personas79.000 contagios. Esto ha provocado la duda sobre si este virus puede transmitirse a mascotas domésticas.

Por el momento no existe prueba de que pueda transmitirse a animales como perros o gatos, tal y cómo ha afirmado la OMS. Sin embargo, la misma organización recomienda el lavado frecuente de manos si estás habitualmente con animales ante la posibilidad de transmisión de otras bacterias.

No existe motivo para la alarma con el COVID-19, aunque los perros también pueden contraer el conocido coronavirus canino o CVC. Sin embargo, es completamente diferente al virus originado en china y solo puede afectar a los animales.

¿Qué es el coronavirus canino?

Es una enfermedad intestinal y de tipo infeccioso que provoca cuadros respiratorios y digestivos en animales. Puede afectar a cualquier perro sin importar su edad o su raza, pero los cachorros son la población más susceptible porque tanto su sistema inmune como su aparato digestivo aún están inmaduros.

 Se contagia mediante el contacto oral o directo con heces de otros perros infectados. Tras un periodo de incubación de 24-36 horas el cachorro comienza a presentar síntomas.  El coronavirus canino infecta a las células del intestino, provocando una inflamación intestinal.

Síntomas y tratamiento

Los síntomas pueden variar dependiendo del animal pero los más comunes son:

  • Temperatura superior a 40ºC
  • Temblores
  • Vómitos
  • Deshidratación
  • Pérdida de apetito
  • Diarrea fétida
  • Sangre y moco en las heces

¿Existe tratamiento?

Actualmente no existe una vacuna específica para tratar esta enfermedad en los animales, por lo tanto, uno de los mejores tratamientos es la prevención: mantener una higiene adecuada en los objetos del perro y cumplir con todas las vacunas, además puede ayudar al sistema inmune de los cachorros mediante la alimentación con una buena dieta.

Los síntomas comienzan a hacerse notar pasadas las 24-26 horas desde el contagio y su tratamiento se basa en aliviar los síntomas combinando alternativas. Están los prebióticos, que son fibras naturales que se fermentan en el intestino grueso estimulando el crecimiento de bacterias beneficiosas como los lactobacillus y las bífido bacterias, contribuyendo a mantener el equilibrio del microbiota. El correcto equilibrio del microbiota contribuye a la salud de la mucosa intestinal y de su sistema inmune.

En el caso de que el animal presente deshidratación debido a la diarrea, se aconseja administrar fluidos o suero para reponer su estado. Por otra parte, se pueden administrar antiviral y antibióticos alternando su uso y estimulantes de apetito.

Espero que este artículo les ayude a entender esta enfermedad en las mascotas.

Teresa de Leon / Animal trainer / info@dogknowlogy.com / 786.444.6275