¿Cómo construir y fortalecer una sana autoestima?.

Por : Daniela Quiroga

La autoestima es la manera en que me percibo a mí mismo y cómo me siento con mi persona. Una autoestima fuerte y sana te permite pararte ante la vida con confianza, determinación y optimismo, reconociendo las dificultades, pero sobre todo teniendo presente tu valor intrínseco y tu humanidad.

Construir y fortalecer una autoestima sana requiere:

  1. Desarrollar una autoevaluación precisa y compasiva

Existe una tendencia a enfocarte, exagerar y generalizar tus rasgos negativos y minimizar tus cualidades. Una autoestima sana reconoce tus oportunidades de mejora y lo apreciable que hay en ti. Haz un inventario del concepto de ti mismo:

  • Enlista tus fortalezas: entrénate a ver lo positivo
  • Neutraliza tus defectos. utiliza un lenguaje no peyorativo, preciso y basado en hechos, elimina las descalificaciones generales (siempre, nunca, todo, ni uno, nadie, etc.)

Comprométete con la precisión y recuerda que cada uno es un individuo único e irrepetible, con una combinación específica de fortalezas y debilidades.

  1. Identificar la negatividad crónica del discurso interno
la voz negativa
Autoestima la voz negativa

Escucha tu diálogo interno y reconoce la voz negativa que te ataca y te juzga. Esta voz es un hábito de pensamiento que usas constantemente para culparte de lo que va mal, compararte con los demás, ponerte metas de perfección imposibles, castigarte ante el mínimo error, recordarte y exagerar tus fracasos. Esta voz parece natural, resulta familiar, pues llevas años escuchándola. Presta especial atención a lo que te dices cuando estás en situaciones en las que:

  • Estás con un desconocido o alguien que te resulta atractivo
  • Has cometido un error
  • Te sientes criticado
  • Sientes dolor o alguien se ha enfadado contigo
  • Te expones a un rechazo o a un fracaso
  1. Reconocer los “deberías” de tu voz crítica y darte cuenta qué necesidad está intentando cubrir
Autoestima tu voz crítica
Autoestima tu voz crítica

Tu voz crítica te grita “deberías” ser, sentir y actuar de la “forma correcta”. Estos “deberías” son creencias que te enseñaron y que te han permitido responder a una necesidad básica en algún momento:

  • Necesidad de ser amado y aprobado (Ej: Cumplir reglas que papá y mamá me han inculcado)
  • Necesidad de pertenecer (Ej: Vestirme a la moda)
  • Necesidad de bienestar (Ej: No sufrir si me rechazan)
  • Necesidad de protegerte de emociones perturbadoras (Ej: No intentarlo para no tener que pasar por la ansiedad de afrontar algo nuevo)
  • Necesidad de sentir placer, propósito, seguridad (Ej: Aumentar mi rendimiento y ser mejor)

Sin embargo, muchos de los deberías con los que te educaron fueron heredados y posiblemente hoy no te funcionan, porque vives en una época y lugar diferentes, tienes objetivos y problemas distintos. Esos “deberías” los crearon otros para responder a sus necesidades en sus circunstancias específicas, que no son necesariamente las tuyas.

Es importante entender que la voz crítica te ayuda a cumplir necesidades básicas, pero hay otras formas más sanas. Reevalúa y cuestiona tus “deberías”, reconoce cuáles si responden a tus necesidades particulares, hoy.

  1. Distanciarte de tu voz crítica y responderle con tu voz sana

Reconoce y repite el pensamiento crítico – científicamente está comprobado que simplemente repetir el pensamiento en voz alta reduce su poder para dañarte. Dale volumen a tu voz sana, atiende constructivamente tus necesidades, con comprensión, aceptación y perdón. Busca comprender la naturaleza de tus problemas, sin sentir que tienes que llegar a soluciones inmediatas, sino que reconoces la causa y el efecto de los hechos. Párate desde la neutralidad, sin juzgar lo sucedido, no significa que los apruebas o no, significa que eres consciente de lo que pasó y que eso es pasado.

  1. Redefinir los errores

La autoestima está basada en tu aceptación incondicional de ti como un ser valioso por sí mismo, independientemente de tus errores. Por naturaleza humana, escoges lo que crees que responde a tus necesidades, con la información que sabes en ese momento. Los errores son un componente natural y valioso de tu vida, son información necesaria para tu aprendizaje y para tomar decisiones para un futuro próspero.

Construir y fortalecer una autoestima sana requiere de tu compromiso y trabajo constante.

Daniela Quiroga Casella  / d.quiroga.casella@gmail.com / Coaching