3ra edad en tiempos de Coronavirus.

Por : Martha Cervino 

En la crisis que vivimos en presencia de la pandemia COVID-19 tocaremos un tema trascendente para los adultos mayores y que sin dudas se acrecenta ante estas circunstancia, la soledad, y en estos momentos de aislamiento social, hay que pensar en cómo protegerlos ya que son la población más vulnerable

Protegerlos de nosotros: si estamos enfermos de gripe, aunque este sea leve, será mejor que no visitemos a los abuelos. Si tenemos que hacerlo, debemos extremar la higiene respiratoria y nuestro lavado de manos, pero especialmente antes de un contacto cercano con ellos. Si el adulto mayor vive con una familia, todos los integrantes deben extremar las mismas medidas, incluyendo los niños, a quienes debemos supervisarlos su lavado de manos.

Las personas de la 3ra edad experimentan una soledad no deseada, bien por la muerte de familiares o seres queridos, bien por la pérdida de autonomía, por una enfermedad o dolencia que les convierte, en algunos casos en personas dependientes. Por su salud mental, es importante que esto no les implique aislamiento social, así que reforcemos el acompañamiento con llamadas telefónicas y mensajería.

Si viven solos podemos ayudarlos a mantener su casa limpia: debemos limpiar con desinfectante las superficies donde podría haber secreciones respiratorias y reforzar la limpieza en las zonas de la casa que sabemos hacen más estancia.

Atención a signos de alarma: es necesario estar atento a signos y síntomas como fiebre que no cede, dificultad respiratoria, alteración del estado de consciencia o cualquier deterioro notable, y si se presentan consultar de inmediato los servicios de salud. Es muy importante que garanticemos que tengan todos sus medicamentos en casa.

Elderly man in bed examined by doctor

Evitar aglomeraciones: Por ejemplo, ir al banco por ellos si es que lo necesitan, acompañarlos a que vean la misa por televisión, aconsejarles ir al supermercado a primera hora que se han establecido horarios solo para adultos mayores y si están acostumbrados a hacer ejercicios en un centro o con amigos, buscarlos e ir a caminar con ellos en lugares abiertos.

Le repetimos, es la familia el gran punto de apoyo, visitar a nuestros mayores, ocuparnos de su bienestar, implicarse en los momentos importantes de nuestra vida y dejarles ver que no están solos es muy importante. El cariño de la familia es insustituible, y a nosotros nos da una oportunidad de entregar de vuelta todo lo que nos ha sido dado por su parte de forma desinteresada.

Marta Cervino / Owner Senior Center Adult Day Care / martaelba30@yahoo.com