La importancia del discurso interno: ¿Qué te dices a ti mismo?

Por : Daniela Quiroga

Constantemente estamos hablándonos a nosotros mismos y las palabras que nos decimos usualmente son las mismas que nos hemos dicho el día de ayer, el anterior y así sucesivamente.

Por lo que el contenido de nuestros pensamientos es repetitivo. ¿Conoces ese contenido?

Es importante darnos cuenta de lo que nos decimos, pues nuestro discurso interno impacta la manera en la que nos sentimos con nosotros, con los demás y con el entorno, y por lo tanto esos “auto mensajes” son también el origen de nuestras conductas.

Los mensajes que nos auto damos generan emociones y acciones/comportamientos que responden a esas palabras. Nos programamos (inconscientemente) para ser coherentes con nuestro discurso interno, sea o no benéfico para nuestro bienestar.

Qué pasa si – sin darnos cuenta – los mensajes que nos estamos dando son desalentadores, faltos de confianza, auto críticos, limitantes (Ejemplo: “otra vez lo mismo”, “que pereza”, “no creo que me vaya a ir bien”, “voy a volver a equivocarme”, “no sé si voy a ser capaz”, etc.).

¿Eres consciente de lo que te dices a ti mismo?

Observa el contenido de tus pensamientos, tus palabras.

  • ¿Qué te dices a ti mismo cuando te levantas?
  • ¿Qué te dices a ti mismo cuando te estás duchando?
  • ¿Qué te dices a ti mismo cuando vas a empezar a comer o mientras estás comiendo?
  • ¿Qué te dices a ti mismo cuando cometes un error?
  • ¿Qué te dices a ti mismo cuando estás en frente de una persona que te pone nervioso (Ej: ¿alguien que te atrae, o tu jefe, un cliente, etc.)?

En un principio no se trata de juzgar ni cambiar tu discurso interno, se trata de darte cuenta. Empieza a entrenar tu mente a observar lo que hoy te dices. Y cuando ya seas consciente de cómo te hablas a ti mismo puedes empezar a generar nuevos mensajes.

Instagram: @coachdquiroga

Facebook: Daniela Quiroga Coaching

Email: info@dqcoaching.com

www.dqcoaching.com