LA TECNOLOGÍA Y EL HISTÓRICO RETO DE ADAPTARSE AL CORONAVIRUS

Por : Victor Begamino

De un momento a otro, sin que muchos lo notasen, el coronavirus irrumpió en nuestros hogares, trabajos, parques, gimnasios y demás lugares en los que la vida se desarrollaba común y corriente. Sin embargo, tal y como las noticias alrededor del mundo lo están mencionando, la mera e imperativa necesidad de reinventarse ha surgido. En principio, los campos relacionados a la tecnología han recibido protagonismo en cada una de las etapas que los seres humanos han tenido que enfrentar.

A inicios del 2020, el World Economic Forum planteó que los ciberataques son una de las principales amenazas mundiales, a la par de los desastres naturales o las enfermedades infecciosas. Por tal motivo, dicho organismo considera que en estos momentos, la creatividad e ingenio de los ciberdelicuentes se encuentra “disparada” por los cielos. Es por eso que Francisco Guzmán, Director de Claro Empresas, anunció que justamente en el sector de ciberseguridad es donde las empresas más podrán invertir durante el 2020 ya que su reputación puede estar en juego.

Cabe resaltar que el telestudio y el teletrabajo también han recibido cierto protagonismo en la modernidad. De acuerdo a la UNESCO, cerca de 1,52 de billones de estudiantes no están yendo a clases debido al COVID-19, alrededor del 87% de la población estudiantil en el mundo. Por otro lado, el Banco Mundial afirmó que estamos frente a una nueva paradoja: Si bien la tecnología se presenta como la mejor alternativa para minimizar el daño durante la crisis, también hay un riesgo de profundizar brechas en educación, razón por las que hoy el mundo privado y público buscan alternativas para generar un tercer camino que permita potenciar el uso de los recursos tecnológicos sin dejar de lado los aspectos sociales que conlleva la educación remota. También, de acuerdo a estudios ejercidos por consultoras como Gartner, se prevé que para el 2030, la demanda por trabajo remoto se incrementará un 30%, sumando la inserción de la Generación Z al mercado laboral. Adicionalmente, el MIT sugiere que cerca del 25% y 30% de los trabajadores a nivel mundial, realizarán entre 2 a 3 días de teletrabajo durante la semana.

Entretanto, la telemedicina ha dado pasos agigantados en todo el mundo. De acuerdo al Global Market Insights, se proyecta que el mercado global de la telemedicina crecerá de US$38,3 billones a US$175 billones para el 2026, repotenciado, además, por el desarrollo de las redes de telecomunicación. Una vez más, el COVID-19 retando el ingenio humano para brindar el apoyo y ayuda a cada región que lo necesite.

Por último, los E-commerce han recibido una vasta demanda (más de lo habitual) ya que las ventas alrededor del mundo se han incrementado en más del doble ya que el cambio de conducta por la coyuntura refleja la necesidad de adaptarse al mundo como actualmente lo conocemos. Los portales de ventas a nivel mundial como Amazon, Ebay, Alibaba, Wish y demás empresas, han tenido que ofrecer alternativas de venta a sus usuarios para continuar ganándose el respaldo y conservar su óptima reputación a nivel mundial.

Victor Bergamino / victorbergamino1@gmail.com / Digital Marketing Account Executive