RACISMO EN EL MUNDO DE LOS PERROS

Por : Teresa de Leon

¡Si! Es un tema controversial y me parece interesante tocar el tema visto desde un par de ángulos…por una parte ¿son los perros capaces de discriminarnos por nuestra apariencia? y por otra parte ¿aun discriminamos a los perros por ser mixtos, por su raza o por el color?

¿LOS PERROS PUEDEN SER RACISTAS?

Los perros son incapaces de comprender las complejidades de esta sociedad, no tienen una idea sobre los derechos civiles, ni saben quién era Martin Luther King.

Trabajando con perros de clientes, rescatistas y los míos he visto a algunos perros que actuaban como un racista de cuatro patas, con violencia; ¿por qué pasa esto? Por la misma razón que los seres humanos: porque lo aprendieron. pero en realidad es una consecuencia que termina en agresión. Veamos algunas causas:

  • No haberlo socializado lo suficiente con personas de piel distinta a la de sus dueños, son desconocidas e inclusive puede pasar con culturas diferentes.
  • Asociación a un evento traumático de su pasado donde registró al humano (hombre mujer, niño) como algo amenazador y lo generaliza.
  • Percibe en una persona con cierta apariencia diferente como desconocida (capucha, mochila, pelo largo, barba) y por miedo puede reaccionar negativamente.
  • Es influenciado por el lenguaje corporal de su dueño, la energía de aprobación o desaprobación y lo adopta. lo único que conocen es lo que su dueño hace y ellos tienden a imitarlo, como los niños.

 Un ejemplo es el reto “What The Fluff Challenge” que se hizo viral, donde las mascotas se desconcertaban cuando veían a su dueño desaparecer detrás de una sábana.

¡No es que sean racistas! No creo que tengan la capacidad de conectar un pensamiento que los lleve al racismo, más bien puede que lo haga para protegerte, si aún no te reconoce como su líder protector. Si puede este discriminador cambiar con paciencia. Esto es lo que puedes hacer:

1)    La socialización como con las personas, si están expuestos a la diversidad, van a ser más tolerantes. Si tu perro ya las asocia como algo amenazador, entonces preséntaselas de forma gradual, para que se habitúe a ellas y ya no las verá como una amenaza.

2)    Corrige su comportamiento la próxima vez que veas a tu perro actuando de esa manera, llama su atención con un silbido, o redirigirlo  otro lugar, de esa forma le demostrarás que ese comportamiento no lo aceptas.

PERROS DISCRIMINADOS Y ABANDONADOS

Con el tiempo he comprobado que algunos colores tamaños y razas de perros son cruelmente abandonados, además de no ser tan deseados por supuesto, están discriminados con respecto a los perros de moda o de raza, estos despiertan más empatía y solidaridad.

No es solo una cuestión de si preferimos a perros de razas o a mestizos, lo que planteo aquí también es si somos conscientes que quienes prefieren elegir un perro lo hacen en base a un gusto determinado por un color u otro, un tamaño más grande o más pequeño, una mirada muy específica o un pelaje más corto o más denso, todo basado en caprichos. Las causas de la discriminación son:

 

Tipo de perros padecen mayor marginación

1)    Síndrome del perro negro:  Siempre son ellos los que tienen más dificultad para ser adoptados, al absorber el negro la luz esto hace que los rasgos faciales sean menos visibles, disminuye las posibilidades de que nos conectamos emocionalmente con el animal en el breve vistazo que dedicamos a cada perro durante la visita. Son los últimos en ser adoptados, existen numerosos prejuicios que les condenan al rechazo y a veces a la más absoluta indiferencia. La superstición: el gran enemigo de los perros negros

Origen cultural. El mito que identifica al perro color oscuro como peligroso amenazante, tanto en publicidad como en el cine representa el mal. Muchas personas presuponen que solo por ser negros tienen mal carácter, son más fieros y no son de fiar. Esta discriminación ha existido desde tiempos remotos, mucho antes de que el cine existiera. Antes incluso de que la literatura fuera algo accesible a cualquiera ya se temía a los perros negros. Se les temía como criaturas nocturnas, portadores de desgracias e infortunio.

  • Sucede con perros de aspecto fuerte y potente. Hay personas que se me han llegado a cruzar la calle para no acercarse a un American Bulldog. Algunas razas con popularidad en el cine contribuyeron a fortalecer la asociación entre la mascota y el peligro. Este es una creencia errónea e injusta, un miedo irracional, inconsciente y profundo que es real y tiene que ver con la imagen del mal que nos han inculcado, son razas que asocian como peligrosas sin importar el color: Pitbull, Rottweillero   Ni ser de una raza, ni  ser de un color va a determinar la agresividad de un perro.

Pero no nos damos cuenta de que hay razas y mezclas de estas en las que también predomina el tamaño o el pelaje negro y no son razas que atemoricen a nadie. Simplemente están de moda. Esto sucede porque a menudo se adopta o se adquiere al animal en base a lo que nos inspira su aspecto en un primer vistazo. Nos atrae o rechaza la primera impresión. No solemos tomarnos tiempo en observar, en estudiar a los animales, en conocer su carácter. Si lo hiciéramos, si adoptásemos con la mente y no con el corazón, no sucedería esto. Porque el corazón es impulso, emoción y barullo, y se deja llevar por apariencias. Hay una urgencia mayor y mucho más solidaria, como es la de darle  un hogar a un perro que lo necesita.

Sea como sea, te dará toda la lealtad y el cariño que un amigo de cuatro puede darnos. Y esa es infinita.

                                        Teresa de Leon / 786.4444.6275 / info@dogknowlogy.com