El Merlot, una apuesta flexible en la mesa

Por : Cynthia Paredes

Que gusto poder saludarles en otro artículo, cuando siento que de manera muy rápida ya hemos llegado al mes de octubre, en un año bastante complejo pero donde afortunadamente el vino ha podido seguir presente en nuestras mesas y nos ha servido para conectar lo mejor de Chile, – como lo son sus mostos -con la maravilla que es Miami y donde espero tener la posibilidad de estar prontamente.

maridajeEn esta ocasión, el rey que acompañará nuestro maridaje será el Merlot, donde me imagino que de seguro han escuchado sobre esta cepa, ya que su uva es una de las más cultivada en el mundo después de la Cabernet Sauvignon, del cual ya algo les comenté en una nota anterior.

El Merlot es de origen francés, de la zona de Burdeos y más específicamente de la zona de Saint Emilion, cuyas cepas se han extendido por todo el mundo: Francia, España, Italia, Europa del Este, Chile, Argentina, etc, incluso tomando mucha importancia.

Respecto a este vino, se dice que su nombre se vincula en el color de sus bayas con el plumaje del mirlo (traducción del bordelés), ya que al apreciarlo presenta un color azul oscuro intenso, que en lo personal me resulta muy cautivante ya que es casi negro.

Al percibir su aroma, nos encontraremos con un amplio abanico de matices como violetas, moras, guindas, cassis, grosellas, pimiento dulce y si tiene crianza, además se le agregaron unas deliciosas notas de clavo, pimienta negra, cuero y humo.

En boca, estos vinos son finos, elegantes y aterciopelados, con sabores marcados a ciruela, uva pasa, menta y miel.

¿cómo maridar un vino tinto de merlot?

El merlot es un vino muy ‘flexible’ a la hora de llevarlo a nuestra mesa.

Pescados:  Estos vinos son ideales de composición grasa y sabor fuerte, como ejemplo el atún, el salmón o el bacalao. Podemos prepararlos asados o a la brasa, y marida perfectamente con un bacalao al pilpil.

Pastas y arroces: Para pastas de todo tipo acompañadas de salsas con base de nata o salsas de tomate, bien sea suave o picante.     En el caso de los arroces, un risotto acompañado con una botella de merlot es éxito asegurado.

Carnes:  La mejor elección son las carnes rojas: a la brasa, en hamburguesa, rosbif o carpaccio, y estofados ligeros aderezados con hierbas o setas.   En el caso de las carnes de caza, el ideal es el pato y el conejo, y si se trata de carnes de ave, la mejor elección es el pollo.
Quesos: Quesos semiduros o también tipo brie, azul o cheddar. Recomiendo un fondue de queso.

postres y vinosPostres:  Acá queda muy bien un volcán, un membrillo con queso o fondant de chocolate, e incluso unas peras al vino tinto.

Otras ideas:
Es ideal para acompañar verduras a la plancha, legumbres y comida mexicana.

Cynthia Paredes / Periodista

@turismoenologico