Es la Constitución Peruana; ¿una Constitución Emprendedora??

Los peruanos acabamos de dar la bienvenida al 2021 después de un duro y complicado año para todos;                         y sabemos que estamos a puertas de una nueva fiesta electoral en nuestro país; elecciones presidenciales y congresales en una coyuntura complicada por todo el impacto sanitario y económico ocasionado por el COVID19;    sin embargo, estas próximas elecciones tienen una connotación especial ya que se vivirán en pleno año de celebración del bicentenario de nuestra nación.

Llegamos a esta próxima votación con un abanico amplio de opciones políticas de diversas ideologías y        propuestas para elegir a nuestros próximos gobernantes; en este amplio espectro de alternativas se ha                puesto sobre la mesa de debate y discusión por diferentes posiciones tanto el cambio de constitución, una        reforma de la misma o mantener la misma carta magna sin modificación.  Motivo por el cual nuestra Constitución  se convertirá en el eje y núcleo de esta intensa campaña que ya inicio.

Ya que el COVID19 ha generado que casi más de 7 millones de peruanos queden en desempleo, que las tasas de pobreza vuelvan a elevarse considerablemente impactando a una gran población de la clase media baja ;     siendo  considerados  el  país  de  la  región  latinoamericana  con  mayor  caída  del   PBI        ( Aprox -14% a Diciembre 2020);    circunstancias   socioeconómicas    comparables   con  la  situación  de  la  Guerra  del        Pacifico hace más de 100 años ;  en consecuencia una gran solución a este estado calamitoso sin                      pronóstico para darle mayor respiro a las economías de los peruanos  es el ¨Emprendimiento¨ para                    generar el autoempleo ; la reinversión económica empresarial y generación de fuentes de dinero a las familias.

Por lo cual en estos momentos donde ha tomado mayor relevancia el Emprendimiento en la reactivación    económica y sabiendo que el ecosistema político ha puesto en tela de juicio nuestra constitución; nos       preguntamos si nuestra carta magna va ser ese motor y garantía para seguir resurgiendo como nación                          a través de nuestro espíritu emprendedor.

 

Nos queda de inmediato ir al Capítulo Económico de nuestra constitución donde recogemos que los principios generales del régimen económico son;   iniciativa privada libre, libertad de trabajo, libertad de empresa, comercio e industria, promoción de las pequeñas empresas,  pluralismo económico, subsidiariedad del Estado, libre competencia, libertad de contratar, igualdad jurídica de la inversión, libre comercio exterior, libre tenencia y disposición de moneda extranjera y defensa de los consumidores y usuarios. Estos emplematicos principios que a la vista generan el ecosistema ideal de promoción de un capitalismo popular emprendedor; es basada en una economía social de mercado; la cual promueve la iniciativa privada libre y la excepción es la intervención del poder estatal.

Estos principios que son la base de nuestra economía peruana han logrado en el tiempo ir desarrollando y construyendo una nación cada vez más emergente; obteniendo una tasa de emprendimiento por el GEM (Global Entrepreneurship Monitor) de 25% significando que de cada 5 ciudadanos; uno ejerce el emprendimiento como estilo de vida económica familiar. Asimismo, en el tiempo se ha estructurado un tejido microempresarial considerable que ha venido aportando al 61% del PBI (Producto Bruto Interno) anualmente y 75% a la PEA (Población económicamente activa).

Por lo tanto, nuestra constitución legaliza la libertad individual, no para restringirla; por el contrario, para promover el emprendimiento y la creatividad de los empresarios, con autonomía plena y de esta manera, contribuir a elevar el nivel de bienestar a través del intercambio en el mercado.

En conclusión, nuestra constitución es una carta magna que promueve la cultura emprendedora colectiva entre ciudadanos;       evitemos cambiarla y perder todo lo avanzado que nos ha costado sudor, sacrificio y   arduo trabajo en los últimos años de nuestra república;      así que solo nos  queda en este Bicentenario a todos los    peruanos defender con convicción nuestra constitución.

Guillermo Memo Quintana   /  Director Proemprender

gquintana@proemprender.com