El coronavirus acelera el proceso de digitalización en ventas de autos.

Para algunas generaciones como la mía, entre los recuerdos de niño ha estado compartir experiencias                       con los padres cuando decidían comprar un automóvil nuevo y se iba de un concesionario a otro,                entrábamos y salíamos de los vehículos de muestra perfectamente ordenados en las salas de exhibición                         y era todo un fin de semana de recorrido.

Todo parece indicar que esos tiempos quedaron definitivamente atrás.

Los directivos de las empresas automotrices y concesionarios de autos han pasado los últimos meses pensando cómo sacar el máximo provecho a plataformas como Zoom, Google Meet, Microsoft Teams o Webex, y a otras tecnologías como la realidad aumentada o las plataformas de pagos online, para presentar sus modelos, capacitar a sus empleados y hasta vender sus autos.

Más de la mitad de los compradores ya no están dispuestos a visitar concesionarios en persona. Dos de cada 3 personas adelantan el proceso de compra de su nuevo auto en línea comparado con la última vez que compraron un vehículo.

Las transacciones se están volviendo completamente digitales y las franquicias se mantienen                                          al día y actualizadas contratando a personal con conocimientos tecnológicos como respuesta a la creciente     demanda de los consumidores de realizar la mayor parte del proceso de compra en línea.

La Realidad aumentada es de las más introducidas “Los clientes pueden ‘subirse a los autos’                                          sin necesidad de tocar nada, ni siquiera se requiere que el modelo esté físicamente en el piso de venta.

Los clientes solo se ponen el visor y pueden ver la carrocería en diferentes colores, entrar al auto,                                ver los acabados y apreciar el espacio interior”, explica Irving de la Cruz, especialista de producto Cupra.

Otro de los grandes cambios es el lanzamiento de nuevos modelos y activaciones , los salones del automóvil que durante tres o cuatro días congregaban a miles periodistas, los cócteles para clientes en lujosas terrazas de hoteles, o las activaciones organizadas por las marcas podrían ser sustituidos por interacciones digitales, como la presentación digital que a mediados de mayo hizo Toyota de la nueva generación de su minivan Sienna, a la cual se conectaron 10,000 personas,  o Hyundai, por ejemplo, presentó su Elantra 2021 a principios de marzo a través de una transmisión en vivo que tuvo un gran éxito, con casi 800,000 vistas combinadas. La clase muestra que dio el bailarín de ballet Andrés Zúñiga a los clientes de la marca Lincoln vía remota, o una clase de yoga que organice un famoso, así serán los nuevos lanzamientos.

Esos imborrables momentos con mi padre, cambian en la era digital y se ponen en marcha mediante    los dispositivos móviles, momentos en los cuales los compradores de automóviles optan por los recursos digitales            a fin de seleccionar el vehículo perfecto que satisfaga sus necesidades.

Gaston Pflucker / 786.443.3030 / gaston@latinanoticias.com